económica

Este fenómeno generado como consecuencia de la escasa cobertura vegetal y por la acción humana poco consciente sobre la cubierta vegetal, agravado por la fragilidad del ecosistema, avanza muy rápidamente y contribuye a la degradación ambiental de la parroquia, a la vez ocasiona una reducción significativa del área cultivable que por sus bajos rendimientos es abandonada para dar paso a una invasión espontánea de pasturas naturales y matorrales; así se disminuye drásticamente la fertilidad del suelo, que exige progresivamente la incorporación de mayores insumos y aun así produce menores cosechas.

Con miras a trabajar en torno al acelerado proceso de degradación que sufre el suelo es necesario orientar acciones bajo el principio de corrección en las superficies con pasto natural, donde se desarrolla ganadería extensiva y en las zonas de cultivos anuales; en estos dos usos, se debe emprender medidas de recuperación y conservación del suelo, mediante la implementación de técnicas adecuadas. En las áreas desnudas y de bosque seco conviene investigar las mejores alternativas para emprender la repoblación vegetal y otras opciones físicas y mecánicas que permitan disminuir el avance del proceso y la detención de la consiguiente erosión que afecta a los ríos y a la infraestructura de riego aguas abajo por el arrastre de sedimentos.

021.png

Entre los factores determinantes de la degradación del suelo se destaca: expansión demográfica, consumo de leña, tala indiscriminada de bosques para ampliar la frontera agropecuaria; aún en terrenos no aptos para tal fin, se han causado fuertes deterioros del recurso forestal, al extremo de que los suelos han sido fuertemente erosionados, con la consiguiente pérdida del potencial productivo.

022.png

Las actividades productivas (cultivos y pastizales para la ganadería) están condicionados a riesgos graves durante seguías prolongadas que azota a la parroquia durante los meses Agosto – Diciembre, razón por la cuál muchos productores durante este época venden el ganado a bajos precios y lo vuelven a comprar en época de invierno, en cambio para los cultivos se ven afectados por la falta de infraestructura para riego (aspersión, microaspersión, goteo), lo que obliga al productor a migra durante la época de verano.

023.png

1362831
1362831