Agrícola

026.png

Dada la complejidad ambiental no es fácil describir los sistemas productivos con precisión, para los fines del plan se ha hecho una caracterización basándose en los tres pisos o zonas ecológicas.

En Lauro Guerrero se caracteriza por ser una zona productora de una diversidad de productos agropecuarios entre los principales tenemos: maíz blanco y amarillo, maní, fréjol, café, caña, guineo, frutales (zapote, naranja, limón, mandarina, papaya, lima, aguacate, achiote). La producción agrícola está orientada al autoconsumo y una pequeño excedente lo destina al comercio.

En general la agricultura de la parroquia es extensiva esto quiere decir bajo lluvia y por lo tanto es muy susceptible a los cambios climáticos. En superficies pequeñas, habitualmente subsisten en asociación con los cultivos anuales diversos frutales como mango, papaya, aguacate y cítricos. A continuación se hace una breve descripción de los principales productos agrícolas tanto en la parte alta, media y baja; variedades, calidad, rentabilidad de los principales productos que son:

024.png

Maíz. Es uno de los cultivos representativos que se siembra en la parroquia; la variedad que se siembra es la criolla en promedio media hectárea por agricultor. Para sembrar este cultivo es necesario preparar el terreno lo que significa mover el suelo ya sea manual o con yunta para luego realizar la siembra que generalmente se lo hace al comenzar el invierno, esta actividad se la realiza con barretón y tola, cuando emerge la semilla es necesario controlar las malezas lo que se hace mediante un lampeo manual, posteriormente en pocos casos se realiza la fertilización comúnmente utilizan urea y rara vez abonos orgánicos, cuando se observa la presencia y el ataque de plagas y enfermedades se hace el control con productos químicos, una vez cumplido el ciclo de cultivo la cosecha se realiza manualmente. En promedio se produce entre 60 quintales por hectárea dependiendo de las labores que se realicen.

025.png

Otros cultivos. Son de importancia: maní, café, caña, guineo y frutales, al igual que el maíz se hace las mismas labores culturales para su producción, la superficie que se cultiva es relativa en promedio se siembra 1 ha. Lo que hace que la producción sea destinada mayormente a la venta en el caso del maní, café, lo que corresponde a la caña la transforman a panela en bloque y casi todo es para autoconsumo, lo mismo sucede con el guineo y frutales. Así como se observa en el cuadro 4 la superficie sembrada es pequeña.

026.png

Frutales. En la parte media y baja por lo favorable del clima se cultivan algunas plantas frutales como mango, cítricos, guaba, papaya, aguacate; estos cultivos se puede decir que es orgánica ya que no se realiza ningún control fitosanitario, las condiciones climáticas marcan la época de producción en los frutales. Y aporta con un bajo porcentaje en el aumento de los ingresos cuando la producción es abundante.

027.png

Cultivos de subsistencia. Entre los principales tenemos: yuca, guineo, camote, hortalizas estos cultivos se los siembra en pequeñas superficies solo con fines de autoconsumo constituyendo en la base principal de la seguridad alimentaria.

Semillas. Un problema latente en la agricultura es el aprovisionamiento de semillas, generalmente los productores no compran la semilla certificada, sino que utilizan la semilla que guardan de la cosecha anterior, sin tener en cuenta el principio de selección, lo hacen escogiendo los mejores granos, que a su criterio consideran, esta labor la realizan sin ningún criterio técnico, la semilla es guardada utilizando métodos tradicionales (graneros, yungas, tabanques), para prevenir el ataque de polillas y otros agentes dañinos (humedad) para lo cual utilizan productos que recomiendan las casas de agro-químicos lo que provocan una reducción de la producción.

028.png

1359327
1359327